TRUCOS CASEROS para uñas

REMEDIOS CASEROS para las UÑAS con problemas

remedios caseros uñas manicura Marbella

Ya sabemos que las uñas son nuestra carta de presentación y deben estar siempre impecables, pero a veces algunos problemas en ellas pueden causarnos quebraderos de cabeza y hacer que no luzcan como nos merecemos.


Debemos saber que las uñas son reflejo de nuestro salud por lo que si observas algún problema en ellas nos están alertando de algún desajuste. Normalmente está relacionado con la alimentación, estrés, ansiedad y en casos extremos algún problema mayor. Pero en la mayoría de los casos la solución es fácil y rápida.

 A continuación te damos algunos trucos caseros para los problemas más comunes:

Uñas FRÁGILES o DÉBILES

Características: tus uñas se rompen con facilidad, son muy finas, las muerdes...

Productos naturales que te ayudarán:
* Aceite de oliva, ayuda a hidratar
* Ajo, para fortalecer
* Limón, fortalece, acelera el crecimiento y ayuda a blanquear
* Vitamina E, ayuda a crecer tus uñas de manera más rápida y sana
* Cebolla, fortalece gracias a la vitamina E y hierro
* Aceite de ricino, fortalece
* Sal, junto con el aceite la mejor exfoliación


"Recetas"


  • Aceite de Oliva + Limón + Sal

Aplica aceite de oliva con un algodón sobre tus uñas y déjalo actuar durante 20 minutos. Retíralo con un jabón suave. Esta mascarilla hará fortalecer tus uñas en poco tiempo, lo puedes repetir tantas veces como quieras.
Si además quieres blanquearlas, añade un chorrito de jugo de limón exprimido al aceite


  • Cebolla

Pica 1/2 cebolla en un bol y cubre tus uñas con los trozos de cebolla durante 10 minutos. A continuación deja secar tus uñas al aire y no te las laves hasta pasados varios minutos.


  • Ajo

Puedes aplicar el ajo pelado directamente sobre tus uñas, o picarlo y añadirlo al esmalte base que utilices.

PREPARA TU PROPIA BASE FORTALECEDORA

Para las más aplicadas, lo ideal es que prepares tu propia base fortalecedora y la apliques a diario, incluso 2 o 3 veces al día. Te contamos como:


  •  Lo primero es conseguir un bote de esmalte vacío y limpio. Utiliza alguno que ya no te guste o que se haya estropeado. Lava bien con acetona tanto el bote como el pincel.
  • A continuación machaca un ajo lo más pequeño que puedas y viértelo en el bote de esmalte.
  • Añade el aceite y unas gotitas de limón. Se recomienda también añadir Vitamina E en cápsulas que puedes conseguir en la farmacia.
  • Por último remueve con energía la mezcla y tu fortalecedor estará listo


En muy poco tiempo notarás tus uñas como nuevas, fuertes y brillantes





En las redes sociales